1643 Destruccion de las Indias - Bartolome de las Casas


1643 Destruccion de las Indias - Bartolome de las Casas

2.990,00
El precio incluye el IVA y la entrega


EN CASTELLANO (y en italiano) "EL LIBRO QUE INCENDIÓ CONCIENCIAS Y ABRIO EL DEBATE SOBRE LAS CONQUISTAS CONVIRTIENDO LAS HAZAÑAS Y LOS MERITOS EN DEPRAVACION Y TIRANIA" La obra que originó la 'Leyenda Negra' de España Bartolome de las Casas : Este termino o nombre conquista para todas las tierras y reinos de las Indias descubiertas y por descubrir, es término y vocablo tiránico, mahoméico, abusivo, improprio e infernal. Porque en todas las Indias no ha de haber conquistas contra moros de Africa o turcos o herejes que tienen nuestras tierras, persiguen los cristianos y trabajan de destruir nuestra sancta fe, sino predicación del Evangelio de Cristo, dilatación de la religión cristiana y conversión de ánimas, para lo cual no es menester conquista de armas, sino persuasión de palabras dulces y divinas, y ejemplos y obras de sancta vida. Y, por tanto, no son menester los condenados requirimientos que hasta agora se han hecho, ni esta negociación no se ha de llamar conquista Extracto de la obra "Descubriéronse las Indias en el año de mil y cuatrocientos y noventa y dos. Fuéronse a poblar el año siguiente de cristianos españoles, por manera que ha cuarenta e nueve años que fueron a ellas cantidad de españoles; e la primera tierra donde entraron para hecho de poblar fué la grande y felicísima isla Española, que tiene seiscientas leguas en torno. Hay otras muy grandes e infinitas islas alrededor, por todas las partes della, que todas estaban e las vimos las más pobladas e llenas de naturales gentes, indios dellas, que puede ser tierra poblada en el mundo. La tierra firme, que está de esta isla por lo más cercano docientas e cincuenta leguas, pocas más, tiene de costa de mar más de diez mil leguas descubiertas, e cada día se descubren más, todas llenas como una colmena de gentes en lo que hasta el año de cuarenta e uno se ha descubierto, que parece que puso Dios en aquellas tierras todo el golpe o la mayor cantidad de todo el linaje humano". "Todas las cosas que han acaecido en las Indias, desde su maravilloso descubrimiento y del principio que a ellas fueron españoles para estar tiempo alguno, y después, en el proceso adelante hasta los días de agora, han sido tan admirables y tan no creíbles en todo género a quien no las vido, que parece haber añublado y puesto silencio y bastantes a poner olvido a todas cuantas por hazañosas que fuesen en los siglos pasados se vieron y oyeron en el mundo. Entre estas son las matanzas y estragos de gentes inocentes y despoblaciones de pueblos, provincias y reinos que en ella se han perpetrado, y que todas las otras no de menor espanto. Las unas y las otras refiriendo a diversas personas que no las sabían, y el obispo don fray Bartolomé de las Casas o Casaus, la vez que vino a la corte después de fraile a informar al Emperador nuestro señor (como quien todas bien visto había), y causando a los oyentes con la relación de ellas una manera de éxtasis y suspensión de ánimos, fué rogado e importunado que de estas postreras pusiese algunas con brevedad por escripto. Él lo hizo, y viendo algunos años después muchos insensibles hombres que la cobdicia y ambición ha hecho degenerar del ser hombres, y sus facinorosas obras traído en reprobado sentido, que no contentos con las traiciones y maldades que han cometido, despoblando con exquisitas especies de crueldad aquel orbe, importunaban al rey por licencia y auctoridad para tornarlas a cometer y otras peores (si peores pudiesen ser), acordó presentar esta suma, de lo que cerca de esto escribió, al Príncipe nuestro señor, para que Su Alteza fuese en que se les denegase; y parecióle cosa conveniente ponella en molde, porque Su Alteza la leyese con más facilidad. Y esta es la razón del siguiente epítome, o brevísima relación". La Brevísima Relación fue escrita por el padre Las Casas con el propósito de dar a conocer al príncipe Felipe (futuro Felipe II, encargado de los asuntos de Indias por aquel tiempo, las injusticias que a juicio del dominico estaban cometiendo los españoles en América. Hay que señalar que Bartolomé de Las Casas había llegado a las Antillas durante los primeros años de la colonización española en esas tierras. Habiendo sido encomendero, a pocos años decidió tomar los hábitos dominicos y paradójicamente se convirtió en uno de los más acérrimos defensores de los derechos de los amerindios. El padre Las Casas había sido testigo —y participante también— de la catástrofe demográfica que condujo a taínos, guanahatabeyes y caribes a la desaparición. Hacia 1539, Las Casas comienza en México la redacción de la Destrucción de las Indias. En 1542, estando en España, acaba una primera redacción. Un resumen de la obra parece ser que le fue leído a Carlos V y luego públicamente en las Juntas previas de Valladolid que dieron lugar a las Leyes Nuevas. En 1546, tras el fracaso de dichas leyes, añadió algún comentario más. Después, entre 1548 y 1550 escribió una versión más ampliada que sólo conocemos por una copia llena de errores y erratas: Istoria sumaria y relación brevísima y verdadera de lo que vio y escribió el reverendo padre fray Bartolomé de la Peñalosa de Las Casas. En 1552, imprimió en Sevilla, en la imprenta de Sebastián Trugillo y sin pasarla por censura previa la Brevísima relación de la destrucción de las Indias que es una versión reducida y muy autocensurada de la Relación. De la Brevísima se conserva un manuscrito ológrafo en el Archivo Histórico de la Provincia de los Dominicos de Aragón, Valencia. Sabemos que a Las Casas no le pasó nada por haber publicado la Brevísima. La obra no fue recogida hasta la Cédula Real del 21 de septiembre de 1556 (que no la cita específicamente). Este fenómeno ha sido esgrimido como ejemplo de que la censura en España para los libros referentes a las Indias no existió. Las estadísticas y los documentos demuestran que sí existió una censura y que fue muy fuerte. Si la Brevísima pudo circular fue porque correspondía a las opiniones e intereses de la Corona, en ese momento. La obra comienza con una dedicatoria al príncipe Felipe, futuro rey Felipe II y acaba con este párrafo: «Y con color de que sirven al rey los españoles en América, deshonran a Dios, y roban y destruyen al Rey». La Brevísima fue impresa con los abundantes dineros pagados por la Corona a Las Casas por sus servicios La Brevísima fue impresa con los abundantes dineros pagados por la Corona a Las Casas por sus servicios prestados. Hasta mediados 1551 gobiernan como regentes María de Bohemia y su esposo Maximiliano (futuro emperador de Austria). Esta pareja era de ideología liberal, y se sabe que simpatizaban con las ideas lascasianas. Fue sólo tres años después, cuando subió al trono Felipe II y ante la hostilidad que la obra despertó entre los castellanos de ambos lados del Atlántico, que se mandó recoger todas las obras que no llevasen licencia real expresa, es decir, los «Tratados», incluida la Brevísima. Junto con Francisco de Vitoria, Bartolomé de las Casas es considerado uno de los fundadores del derecho internacional moderno y un gran protector de los indios y precursor de los derechos humanos junto al jesuita portugués António Vieira. Aunque desde perspectivas opuestas, tanto él como Vitoria se ocuparon del problema alrededor del cual emergió el derecho de gentes en la época moderna: la definición de las relaciones entre los imperios europeos y los pueblos del llamado "Nuevo Mundo". Esta tarea requería de la creación de un marco jurídico suficientemente amplio como para ser válido al mismo tiempo para europeos y aborígenes. La tradición legal que fue usada para tal fin fue precisamente la del derecho natural, la cual fue tomada del derecho medieval y la filosofía estoica. De las Casas consideró que los indígenas tenían uso de razón, tanto como los antiguos griegos y romanos, y que como criaturas racionales eran seres humanos. Como tales, los indígenas estaban cobijados por el derecho natural y eran titulares de los derechos a la libertad y a nombrar sus autoridades. Su contribución a la teoría y práctica de los derechos humanos puede apreciarse en su "Brevísima Relación de la Destrucción de las Indias", el cual, por ser escrito a mediados del siglo XVI, constituye el primer informe moderno de derechos humanos. En él describe las atrocidades a las que fueron sometidos los indígenas de las Américas por los conquistadores españoles. Un párrafo puede dar una idea de los hechos que narra este libro: "Otra vez, este mesmo tirano fue a cierto pueblo que se llamaba Cota, y tomó muchos indios he hizo despedazar a los perros quince o veinte señores y principales, y cortó mucha cantidad de manos de mujeres y hombres, y las ató en unas cuerdas, y las puso colgadas de un palo a la luenga, porque viesen los otros indios lo que habían hecho a aquellos, en que habría setenta pares de manos; y cortó muchas narices a mujeres y a niños". 1643 Obra bilingue en dos columnas castellano/italiano ISTORIA O BREVISSIMA RELATIONE DELLA DISTRUTTIONE DELL'INDIE OCCIDENTALI Don Bartolomeo dalle Case o Casaus Venetia: Presso Marco Ginammi Encuadernado en cartoné de época. Exlibris en guarda. Estado correcto con pocas señales del paso del tiempo. Valiosas anotaciones manuscritas de lectores anteriores que dieron su opinión en varios idiomas. Se trata de un libro de Historia y Con historia 10pp 150pp 2pp 200x150mm.

Examine esta categoría: Libros antiguos, raros y de coleccion